lunes, 9 de diciembre de 2013

TARTA DE QUESO Y CHOCOLATE (con nata y frutos rojos)

Esta tarta no decidí hacerla yo, decidió ella que yo la hiciera.
Todos los días antes de irme a dormir me tomo unos minutillos para mirar fotos de blogs y páginas, buscando inspiración y babeando por lo apetecible de las fotos.
El otro día en facebook vi una imagen de cooking classy, unos cupcakes-cheesecake-selva negra (con una pinta mucho mucho mejor que la de los míos, increíbles), y se me cayó la baba.
Justo al día siguiente, después de haber soñado con ellos, nos dijeron que íbamos a tener una fiesta de despedida del curso de alemán, y que lleváramos cada uno algo para comer (de la bebida se encargó la profe, que los alemanes saben mucho de ese tema :P).
Ya os imagináis la relación de ideas: alemán - selva negra- formato individual .... no tuve más remedio que hacer los cupcakes cheesecake




Me gustaron tantísimo, que los repetí a los pocos días, pero en formato tarta. Para ver qué tal quedaba. Y quedó buenísima!! Creo que es lo bastante festiva para poder servirla en navidad, y lo bastante fácil para que no nos dé mucha pereza hacerla.





INGREDIENTES Y PREPARACIÓN

(cantidades para 6 cupcakes, o una tarta de  12 cm de diámetro. Doblad las cantidades si queréis 12 cupackes o una tarta más grande)

PARA LA BASE

- 6 galletas oreo machacadas
- 10 gr de mantequilla derretida

Mezclamos ambas cosas, y disponemos la mezcla sobre el fondo de nuestro molde (o en el fondo de las cápsulas para cupcake, si lo decidimos hacer en formato individual), y presionamos para que quede compacto.

Refrigeramos mientras hacemos el relleno.



PARA EL RELLENO

- 65 gr de chocolate (yo he usado chocolate con leche)
- 70 gr de azúcar
- 1 cucharada de cacao puro en polvo
- una pizca de sal
- 170 gr de queso tipo philadelphia
- 1 huevo
- 1/2 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
- 40 gr de sour cream*
- 30 gr de nata

* Si no encontramos sour cream, lo substituimos por nata,  la tarta nos quedará bien igualmente.


Derretimos el chocolate al baño maría o al microondas. Reservamos.

Cremamos el queso philadelphia.
Le añadimos el azúcar mezclado con el cacao y la sal.
Batimos lo justo para que se integre todo.
Le añadimos el huevo y la esencia de vainilla, y batimos, también lo justo para que se mezcle bien.
Le añadimos el chocolate deshecho, y volvemos a mezclar.
Por último le añadimos la sour cream y la nata (o solo la nata si no tenemos sour cream) y mezclamos bien.

Damos unos golpes con el bol sobre la encimera (yo puse un trapo debajo, para no hacer mucho ruido), para que salgan las brubujitas de aire que se hayan creado durante el batido.

Tendremos el horno precalentado a 175º. horneamos, en el caso de los cupcakes 17-20 minutos, y en el caso de la tarta 30-35 minutos. Al sacarla del horno y tocarla parecerá que le falta un poco, pero acabará de cuajar bien al enfriarse, no queremos que se nos quede seca.
La dejamos enfriar una hora, y la refrigeramos envuelta en film durante dos horas más





PARA LA DECORACIÓN

- 100 ml de nata para montar muy fría
- 20 gr de azúcar glass
- 1/2 sobre de estabilizante de nata*
- 4 cucharadas de preparado de arándanos salvajes, o mermelada de frutos rojos**

* Si no tenemos estabilizante de nata, no pasa nada, pero no montaremos la nata hasta que quede poco para servir la tarta, para que no se nos baje. Y luego entre que la decoramos y la servimos la guardaremos en la nevera

** En la receta original usaban preparado para pie de cereza, yo no lo encontré en ningún súper, pero encontré este bote en LIDL, pensé que eran grosellas, pero cuando lo he traducido (con ayuda de google, qué haría yo sin google...) resulta que no, que son arándanos salvajes. En todo caso está muy rico.



Si no encontramos algo así, podemos substituirlo por una mermelada de frutos rojos o de fresa ( e incluso podemos añadirle unos frutos del bosque) estará muy buena igual, y nos quedará el mismo contraste de color

Montamos la nata, que tendremos muy fría. Cuando empiece a hacer picos suaves añadimos el azúcar glass y el estabilizante de nata (en caso de tenerlo), y seguimos batiendo hasta tener picos más firmes.

Ponemos una capa de nata sobre la tarta, y después, con ayuda de una manga pastelera, rodeamos la tarta con más nata, de modo que quede un hueco en el centro.

Ese hueco lo rellenamos con la mermelada, o el preparado de frutos rojos o lo que tengamos.

Si queremos podemos espolvorear la nata con chocolate rallado.

Y ya está, lista para comer. Seguro que a vuestros invitados les encanta :)




Espero que os guste!!

16 comentarios:

  1. Que pinta tremenda! Me ha encantado este cheesecake, seguro que los del curso de alemán ni una miga dejaron :)
    Besos!
    Sweet or Salty

    ResponderEliminar
  2. Adoro tartes de queijo e achei esta fantástica,apetece mesmo provar
    Alias eu adorei as receitas do blog ,encontrei-o por acaso e voltarei
    Boa semana
    bj

    ResponderEliminar
  3. Pero que pintaza!!! Seguro que los del curso no habían probado nada igual, jaja. Te ha quedado como siempre, fantásitica!! Besos

    ResponderEliminar
  4. Ummmmmmmm que irresistible tentacion¡¡¡¡ deliciosa Rebeca, besos

    ResponderEliminar
  5. Para repetir, qué delicia!! ...quiero un trozo. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  6. Madre mia Rebeca, que buenísima pinta tiene! Se me hace la boca agua, como ya sabes me encantan las tartas de queso y con chocolate ainsssss pero que riquísima por favor! Me llevo la receta! Muaks guapa. La Caja de las Delicias

    ResponderEliminar
  7. =O =O ¡¡Superpintaza máxima!!! ¡¡Qué ganas de comerse un trozo!! =)
    un besitoo

    ResponderEliminar
  8. Por Dios Rebeca esto no se hace, me tienes que se me van a ahogar las
    letras del teclado estoy babeando y hasta las lágrimas caen para abajo, que tarta mas rica!! con lo que me gusta el chocolate y el queso , las dos cosas juntas tiene que ser el no va mas. Besitos preciosa.

    ResponderEliminar
  9. Rebeca, no me gusta esta receta. Me encanta!!! Madre mía, qué cosa más rica! Las fotos preciosas! un besote
    Elena

    http:.//mrmlada.blogspot.com

    ResponderEliminar
  10. Madre que rica hija, esta noche no duermo pensando en ella, jajaja.Besosss cielo

    ResponderEliminar
  11. ¡Jo, a mí me encanta! A mis invitados no les dejaba ni una miguita, jejeje.
    Besos y Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  12. Tiene una pinta increíble! Me comería una porción ahora mismo!

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Mi querida Rebeca, seguro que en esa despedida de curso quedaste como una Reina, que es lo que eres, con estos ricos pastelitos, dejarias al personal encantado, como me has dejado a mi solo con verlos. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  14. Qué buena idea has tenido Rebeca al repetirlos en forma de tarta! Te quedó espectacular y muy apetecible! Queso y chocolate, te curan de cualquier achaque... es mi máxima! Ji,ji,ji
    Y tienes razón, es muy vistosa para estas fechas y no fallas seguro. Hay que ser de otro planeta para que no te guste...
    Beseteees

    ResponderEliminar
  15. El selva negra es una de mis recetas pendientes así que me la apunto. Seguro que dejaste a todos con ganas de más.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. pero si se ve delicioso y en versión mini, me encanta.
    besito

    ResponderEliminar