miércoles, 16 de julio de 2014

BUNDT DE CHOCOLATE Y CREMA ÁCIDA

A veces echo de menos comerme unos calamares con cebolla, o un conejo al ajillo. O un cordero asado al horno, y no puedo hacerlo, porque aquí eso no existe.
O a veces no me atrevo a comprar melocotones, porque van a 4  euros el kilo, y no parecen muy allá....

Cuando voy al súper y me da un poco de bajón porque no encuentro muchas de las cosas que solía comer, para que se me pase, me voy al pasillo de repostería.
Y es que aquí de productos frescos no saben mucho, pero cuando se trata de cosas pasteleras (única y exclusivamente cuando se trata de eso. Bueno, y de salchichas), debo reconocer que un supermercado alemán le da mil vueltas a uno español.

Entre las miles de cosas que nunca pensé que llegaría a poder comprar, y que ahora encuentro en cada súper están las cremas lácteas (creme freiche, sour cream, buttermilk, y un montón más que aún no tengo dominadas).



 


Normalmente, cuando leía una receta que pedía una de estas cremas, yo la substituía por nata, de esa para montar, y aquí no ha pasado nada.  Pero ya que a cambio de no poder comer calamares en su tinta, tengo a mano este montón de productos lácteos, ¿por qué no usarlos?

El bizcocho de hoy se hace con crema ácida, o sour cream. Si no la encontráis, no pasa nada. O lo substituis por nata, como venía haciendo yo, u os la fabricáis vosotros mismos en casa (más abajo os dejo un vídeo). Yo os recomiendo esta segunda opción, porque el saborcillo de la crema ácida le queda súper bien al chocolate.





INGREDIENTES

(receta adaptada del blog lick the bowl good)

- 60 gr de cacao puro en polvo.
- 130 gr de chocolate negro partido en trocitos
- 125 ml de agua hirviendo
- 175 gr de harina tamizada
- 1/2 cucharadita de bicarbonato
- 1/2 cucharadita de sal
- 170 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 300 gr de azúcar moreno
- 3 huevos a temperatura ambiente
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 200 gr de crema ácida (o sour cream.)*

* Podéis substituirla por nata. O podéis hacer la vuestra casera. He encontrado este vídeo en youtube que explica cómo hacerla en casa, y aunque no he intentado hacerla yo, al menos visualmente queda bastante bien.




PREPARACIÓN

Preparamos un molde de bundt. Lo untamos con mantequilla (una capa fina, sin dejar pegotes), y luego lo espolvoreamos con cacao en polvo, de modo que quede todo cubierto. Reservamos.

Precalentamos el horno a 165º

Hervimos el agua, retiramos del fuego, y añadimos el cacao en polvo. Cuando esté disuelto, añadimos el chocolate cortado en trocitos, y removemos bien, hasta que esté totalmente deshecho. Reservamos.

Tamizamos la harina con el bicarbonato y la sal. Reservamos.

Batimos la mantequilla con el azúcar moreno, hasta obtener una crema.
Añadimos los huevos, uno a uno, batiendo después de añadir cada uno, lo justo hasta que se integre perfectamente en la crema.
Añadimos la vainilla, y volvemos a batir hasta que esté bien integrada.

Añadimos alternando, la harina y la crema ácida. Primero un tercio de la harina, batimos lo justo para que se integre, la mitad de la crema, batimos también lo justo para que se mezcle, y así hasta acabar, terminando con la harina.

Finalmente, añadimos la mezcla de chocolate que preparamos al principio, y mezclamos bien, hasta que no quede ninguna parte blanca.

Echamos nuestra masa en el molde de bundt que tenemos preparado, y horneamos, con el horno precalentado a 165º durante 60 minutos.  Pasado este tiempo pinchamos con un palillo el bizcocho, y si sale limpio aunque húmedo, es que ya está listo.

En la receta original se sugería dejar templar en el molde 15 minutos,y después desmoldar y dejar enfriar completamente. Las dos veces que lo hice así el resultado no fue bueno, se me rompió y chafó un poco el bizcocho , porque es muy esponjoso, y al estar caliente se chafa. Así que la tercera vez lo dejé enfriar casi por completo, media hora o tres cuartos, hasta que la temperatura al tacto al tocar el molde fuera agradable. Y entonces lo desmoldé sin problemas.





Podéis hacer que esté todavía más bueno si le echáis por encima alguna cremita de chocolate. Yo hice una con  100  ml de nata, 50 gr de chocoalte, y media cucharadita de canela. Y quedó riquísimo!!





A veces en un bizcocho de chocolate hay que escoger: o esponjosidad o jugosidad. Este tiene ambas cosas. Además de un sabor increíble,  y por si fuera poco se conserva igual de jugoso durante muchos días (al menos 4, que nos lo hemos comido antes de saber si dura más).





Espero que os guste!!



viernes, 11 de julio de 2014

POLOS DE FRESAS CON NATA

Si de algo me he dado cuenta estos meses, es de que estar embarazada tiene bastantes cosas buenas.

Una de las mejores es que se te consiente casi todo.
Si quiero dormir una siesta de tres horas, pues nadie me mira mal, porque ''estará cansada, pobrecita. La anemia....''.
Si no me apetece ir a algún sitio un ''cariño, es que estoy muy cansada'' es aceptado con una sonrisa y amor (marido, si lees esto, suelo estar muy cansada, eh?? que no vaya a cambiar la cosa!)
Si voy a comer/cenar a algún sitio y no me gusta lo que hay en el plato nadie considera que soy una mal educada si no me lo como y lo acompaño con un '' es que le he cogido manía a esta comida... cosas del embarazo''
Y lo mejor de todo (y esta la he descubierto hace apenas dos semanas) , es que puedo comer todo lo que quiera de lo que quiera. Si quiero comerme cuatro bolas de helado seguidas de un polo, pues ''qué voy a hacer? si es que me lo pide el cuerpo...''


Con este último punto recién descubierto, me he lanzado a hacer helados como una loca (y a comerlos). Estos polos de hoy son una muestra. Son muy fáciles de hacer y están buenísimos. Tienen todo lo bueno de las fresas con nata, y además está muy fresquitos.



INGREDIENTES

- 200 ml de nata para montar
- 2 cucharadas soperas de azúcar glas
- 100 gr de yogur
- 8-10 fresas (depende del tamaño)





PREPARACIÓN

En primer lugar lavamos bien las fresas, las partimos por la mitad, y las dejamos sobre papel de cocina, para que pierdan humedad.

Montamos la nata con las dos cucharadas de azúcar.
Cuando esté firme añadimos el yogur, y mezclamos suavemente.  
Ahora probad la crema, para mi estaba bien de dulce, pero si creéis que le falta azúcar en este punto podéis añadirle.

En nuestros moldes para polos, colocamos un poco de crema, y un par de trozos de fresa. Un poco más de crema, y un par de trozos más de fresa. Así hasta llenar el molde.

Los congelamos, y listos para comer!




Son muy ligeros a pesar de la nata, y el punto ácido de las fresas los hace deliciosos.

Espero que os gusten!!

martes, 8 de julio de 2014

HELADO CREMOSO DE CHOCOLATE SIN HELADERA


Hoy vuelvo a retomar el blog después de una larga ausencia. Vuelvo para traeros una receta de helado de chocolate sin heladera (que aunque me he comprado una, y debo decir que es una maravilla, esta receta no la necesita), con un resultado de lo más cremoso.








Esta ausencia ha sido completa. No ha habido posts, he dejado de leer libros sobre dulces, he dejado de visitar otros blogs, y es que ni siquiera he entrado a la cocina. 

Corría febrero, y estaba yo tan tranquila con mi rutina habitual, cuando de un día para otro empecé a encontrarme fatal del estómago. No podía comer, me provocaba unas nauseas terribles cualquier cosa relacionada con la comida; no podía pensar en recetas, ni mirar fotos de estas, ni si quiera acercarme a los fogones. 
Tras una semana pensando que alguna enfermedad muy grave había contraído  (porque para quitarme a mi el hambre...), me di cuenta de que no estaba enferma, simplemente estaba embarazada.

Total, que me he tirado cinco meses prácticamente inapetente (no penséis que me he adelgazado, paradojicamente peso mucho más de lo que nunca creí  que seria posible). 
Hace menos de dos semanas, un buen día, sin previo aviso, me entraron unas ganas terribles de comer helado. Y aún  no se me han pasado. 

Supongo (espero y deseo), en vista de los días que llevo queriendo helado a todas horas, que lo que  hasta ahora han sido nauseas se van a convertir en antojos. 

No me enrollo más y os dejo con la receta del helado. Lo primero que me ha apetecido comer realmente después de cinco meses.







INGREDIENTES 

(para 6 personas)

(la receta esta adaptada del libro ''helados'' de la editorial NGV)

- 3 yemas
- 60 gr de azúcar glas
- 150 gr de chocolate negro
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 125 ml de leche
- 175 ml de nata




PREPARACIÓN

Batimos las yemas con el azúcar a punto de nieve (que blanqueen y aumenten de volumen). Reservamos.
Picamos el chocolate a cachitos pequeños y lo reservamos también.  

Añadimos la leche a la mezcla de yemas y azúcar mezclando suavemente, y lo calentamos durante unos minutos a fuego bajo, sin que llegue a hervir. Cuando la mezcla empiece a tener textura ligeramente cremosa, lo retiramos del fuego.

Añadimos el chocolate picado, y removemos hasta que esté totalmente integrado.

Dejamos enfriar, y añadimos la nata previamente montada. Con movimientos envolventes. 

Congelamos la mezcla durante 6-8 horas.  Yo lo hice sin remover cada x minutos, y sin preocuparme. Simplemente lo metí en el congelador. Y os puedo asegurar que el resultado es super cremoso.




Antes de servir lo sacamos unos 10 minutos antes del congelador, para que no esté duro.

Espero que os guste!

jueves, 13 de febrero de 2014

POTS DE CRÈME AL CHOCOLATE

Aunque estrictamente nosotros no celebramos S Valentín, y no puedo decir que haya preparado este postre especialmente para la ocasión  (primero porque preparo dulces casi a diario - y mi marido el pobre empieza a tener claro que no los preparo para él, que lo hago para el blog-,  segundo porque nos los comimos ayer y tercero porque mañana no estaremos en casa), si que os puedo decir con total convencimiento que esta hubiera sido la elección perfecta para la ocasión. Así que si aún estáis pensando qué prepararle a vuestra pareja mañana, considerad muy seriamente estos pots de crème al chocolate.






No había probado hasta el momento este postre,  y debería haberlo hecho antes. Me han encantado. La textura me ha parecido increíble: suave y sedosa,  pero no tan suelta como las natillas, con más cuerpo. Y el sabor es una delicia: avellanas y chocolate, una de las mejores mezclas que hay. 
Si sumamos a todo esto que son fáciles y rápidos de hacer, y que las medidas que os doy son justo para dos personas, creo que los potecitos en cuestión se convierten en un postre genial para una cena romántica.










INGREDIENTES Y PREPARACIÓN
(receta adaptada de la web coup de pouce)



- 60 gr de chocolate negro en trocitos
- 125 ml de nata
- 2 yemas de huevo
- 25 gr de azúcar
- 10 ml de licor de avellana (opcional)*

* En vez de utilizar Frangelico, podemos usar el licor que más nos guste: baileys, ron, o lo que queramos. O simplemente prescindir de él.






Batimos las yemas con el azúcar, y reservamos.

Calentamos la nata, antes de que rompa a hervir retiramos del fuego y añadimos el chocolate. Removemos hasta que esté totalmente integrado.
Vertemos 1/3 de la mezcla de chocolate sobre la de yemas, y removemos hasta que esté bien mezclado. Añadimos esta crema al resto del chocolate, junto con el licor, y mezclamos bien.

Echamos la crema en los moldes escogidos (usé las cazuelitas que vienen con la fondeu,  podemos usar cualquier cazuelita pequeña o taza pequeña que tengamos. Estas miden 7.5 cm de diámetro).

Ponemos los moldes al baño maría, de modo que les llegue el agua por la mitad. Y los horneamos, con el horno precalentado a 160º, durante 20 minutos, o hasta que veamos que los bordes están sólidos, y el centro se balancea un poco, como un flan poco hecho.

Después los dejamos enfriar, y los dejamos reposar en la nevera hasta que estén bien fríos, yo los dejé toda la noche.






Podemos decorarlos con nata montada, les queda estupendamente bien.






Espero que os gusten!!

lunes, 10 de febrero de 2014

APPLE PIE CUPCAKES

A veces tengo muy claro lo que me apetece, y es fácil meterme en la cocina a prepararlo. Pero a veces me apetece más de una cosa a la vez. Y entonces sufro una especie de bloqueo mental. Tengo los ingredientes para preparar las dos cosas?  Puedo prepararlo todo? Y puedo prepararlo a la vez? Podré comérmelo todo sin morir de un subidón de azúcar? Me cabrán todos los cacharros que ensucie en el lavavajillas?

Estos cupcakes son el resultado de una de esas crisis  de indecisión.




Me traje de Barcelona el libro ''La Bíblia de los pasteles'' de Rose Levy (súper recomendable si no lo tenéis, por cierto), y quería estrenarlo con urgencia. Después de leérmelo decidí que me urgía mucho preparar uno de sus bizcochos.  Lo que pasa es que llevaba también días con antojo de tarta de manzana, de esas de toda la vida, con mucho mucho relleno. Y no lograba decidirme.





Como estaba claro que no iba a poder comerme 10 cupcakes y además una tarta de manzana, vi clara que la mejor opción iba a ser hacer unos cupcakes de tarta de manzana. Y cómo me alegro de haberlos preparado! El bizcocho es posiblemente el más suave que haya probado hasta ahora, y su sabor es delicioso (le añadí además un poquito de canela, que ya sabéis lo bien que queda con la manzana). Y la cobertura de manzana que se deshace en la boca hace los cupcakes del todo irresistibles. 



INGREDIENTES Y PREPARACIÓN

PARA EL CUPCAKE

(La receta del bizcocho es adaptada del libro 'La bíblia de los pasteles' de Rose Levy)


- 3 yemas de huevo
- 120 ml de leche
- 1 cucharadita de esencia de vainilla
- 1 cucharadita de canela molida
- 1/4 cucharadita de jengibre molido
- 150 gr de harina tamizada
- 150 gr de azúcar
- 10 gr de levadura en polvo
- 1 pizca de sal
- 85 gr de mantequilla a temperatura ambiente.


Batimos los huevos con un cuarto de la leche y la vainilla. Rerervamos.

Mezclamos bien todos los ingredientes secos (especias, sal, azúcar, levadura y harina)
Le añadimos a esta mezcla el resto de la leche (3/4 partes) y la mantequilla. Batimos a velocidad baja hasta que los ingredientes secos se humedezcan, y después subimos la velocidad y batimos un minuto y medio mas la masa.
Añadimos la mezcla de huevos. En tres veces. Añadimos un tercio,y batimos durante 20 segundos, otro tercio y volvemos a batir, y el último tercio y batimos 20 segundos más.

Horneamos con el horno precalentado a 175º durante 20 minutos (cuando lleven unos 18 minutos pinchad un cupcake con un palillo, si sale limpio ya los podéis retirar).

Dejamos templar dentro del molde, y enfriar totalmente sobre una rejilla.





PARA LA MANZANA

- 2 manzanas
- 30 gr de mantequilla
- 50 gr de azúcar
- 1 cucharadita de maizena
- canela molida al gusto

Deshacemos la mantequilla en una sartén. 
Le añadimos el azúcar, la maizena y la canela, y mezclamos bien.
Añadimos las manzanas, previamente peladas y cortadas en cubitos pequeñines, y removemos bien.
Lo dejamos a fuego bajo-medio durante unos 15 minutos, removiendo de vez en cuando.

Retiramos del fuego y dejamos templar.





Colocamos la manzana encima de nuestros cupcakes ya fríos (yo les quité un cachito del centro con un descorazonador de manzanas para que cupiera más manzana aún). Y podemos coronarlos con un poquito de nata montada que le dará un toque ligero a los cupcakes delicioso.


  



Espero que os gusten!!

miércoles, 5 de febrero de 2014

BIZCOCHO DE NUTELLA (CON DOS INGREDIENTES)

La semana pasada la pasé en Barcelona. Llegué el domingo por la noche, y no tenía prácticamente nada en la cocina.
Me desperté el lunes cansadísima, y decidí no salir a comprar; porque en la calle hace un frío infernal, y porque ir al súper implica como mínimo una hora (o voy en coche, o tengo que hacer un recorrido kilométrico a pie, que puede acabar con la amputación de mis deditos de los pies)
Conseguí sobrevivir gracias a un tomate que tenía en la nevera, a las lentejas y cebollas que tenía en la despensa y al chorizo que me metió mi madre en la maleta.
Pero claro, no solo de lentejas vive el hombre, y yo necesitaba mi dosis de dulce diaria. Gracias a dios tenía en la despensa 2 kilos de nutella, y en la lista de recetas pendientes esta que vi en el blog de Kirbie's Cravings. No lo dudé, era el momento de hacerla.




Esta tarta, o bizcochito solo necesita dos ingredientes: nutella y huevos. Y además se hace un momento. La textura es muy ligera,  y el sabor muy suave: es dulce lo justo. Desde luego, si tenéis poco tiempo y pocos ingredientes, me parece la opción perfecta.





INGREDIENTES Y PREPARACIÓN

- 3 huevos
- 180 gr de nutella





Batimos bien los huevos, hasta que tripliquen su volumen. Si tenéis un robot de cocina o una batidora eléctrica, mejor.

Tendremos la nutella deshecha (yo la calenté al baño maría para que estuviera liquidilla)
Echamos 1/3 de los huevos en la nutella, y mezclamos con la espátula y con amor, hasta  que esté totalmente integrado. Repetimos la operación con otro tercio de los huevos. Y después con el otro tercio.

Echamos la mezcla en un molde engrasado (yo he usado uno desmoldable de 15 cm de diámetro)

Horneamos con el horno precalentado a 180º durante 30 minutos, hasta que al pincharlo con un palillo éste nos salga limpio.

Lo dejamos enfriar, y desmoldamos.




Podemos decorarlo con un poco de azúcar glass, aunque es opcional.




Como se acerca San Valentín le puse un corazoncito a modo de plantilla, y quedó bastante amoroso





Es una receta sencillísima, para salir del paso si viene visita o si tenéis un antojo urgente. Para el poquito trabajo que da el resultado es inmejorable.






Espero que os guste!


jueves, 23 de enero de 2014

BOLAS DE CHEESECAKE

En enero hay mucha más gente a dieta que el resto del año. Por eso de los excesos navideños, y de los propósitos de año nuevo.

De hecho, yo debería ser una de esas personas sensatas. Incluso llegué a proponerme seriamente lo del régimen. Pero tengo una gran facilidad para encontrar motivos válidos para posponerlo: '' cuando vuelva de las vacaciones, cuando me acabe el chorizo que me traje, cuando se acabe esta tarta, ya en febrero porque a estas alturas....'' Aún así me solidarizo totalmente con las personas que han tenido la fuerza de voluntad suficiente como para ponerse a dieta.

Así que cuando vi estas bolitas de tarta de queso en pinterest, me pareció una idea buenísima para estas fechas; es como comerte una tarta de queso, pero en formato súper súper mini.




Bien es cierto que igual no puedes comerte solo una, pero bueno, la intención de hacerlo en formato minúsculo para engordar menos ahí está.

Además estas bolitas reunían dos de las cosas que más me gustan en este mundo: trata de queso, y comida en formato bola. Tenía que hacerlas si o si.





He recurrido a una receta de tarta de queso que ya he compartido alguna vez, así que en realidad no hay receta nueva. Hay receta vieja en formato nuevo. Pero me han parecido tan ricas que he decidido compartirlas





INGREDIENTES Y PREPARACIÓN

PARA HACER LA TARTA DE QUESO

(saldrá una tarta de 15 cm de diámetro)


BASE

- 15 galletas machacadas
- 35 gr de mantequilla deshecha

Mezclamos ambas cosas, y apretamos la mezcla en el fondo del molde escogido. Refrigeramos mientras hacemos el relleno.

RELLENO

- 250 gr de queso crema tipo philadelphia
- 2 huevos M
- 75 gr de leche condensada
- 15 gr de harina

Batimos un poco el queso hasta que quede cremoso.
Le añadimos los huevos, uno  a uno, y mezclamos hasta que estén integrados.
Le añadimos la leche condensada y removemos hasta que esté bien mezclada
Por último añadimos la harina tamizada, y mezclamos lo justo para que se integre.

Echamos la crema en el molde que habíamos escogido, y horneamos, con el horno precalentado a 175º durante 25 minutos

Sacamos del horno y dejamos enfriar por completo

COBERTURA

- 3 cucharadas de meremelada de arándanos

(yo he usado mermelada de arándanos porque es la que tenía, pero podéis usar la que prefiráis o la que tengáis en casa: fresa, frambuesa, frutos rojos...)

Calentamos a fuego medio la mermelada, durante unos 5 minutos, removiendo. De esete modo conseguimos que espese más.

No hay que pasarse con la cobertura, poned la justa para cubrir la tarta. Yo le puse un montón, y cuando vi que las bolas me quedaban muy poco estables por exceso de mermelada tuve que retirar un poco.

Dejamos templar y la esparcimos sobre nuestra tarta de queso ya fría.

Refrigeramos para que la tarta se asiente. Yo la tuve en la nevera toda una noche antes de hacer las bolas.


PARA HACER LAS BOLITAS DE CHEESECAKE

- 200 gr de chocolate blanco de buena calidad

En primer lugar, con una cuchara de helado, cogemos porciones de la tarta de queso.






Procuramos coger un poco de todo: base, relleno y cobertura.
Las bolitas que salgan , las refrigeramos para que estén firmes (yo las tuve 10 minutos en el congelador)
Entre bolita y bolita, debemos fijarnos que la cuchara de helado esté limpia por dentro, para que queden lo más redonditas posible




Deshacemos el chocolate blanco. Lo hice al baño maría, porque me resulta mucho más fácil controlar que no se pase de temperatura que si lo hago en el microondas.

Cuando tengamos el chocolate deshecho y las bolitas frías, echamos una en el chocolate, la cubrimos bien con ayuda de una cucharilla, y con ayuda de la misma cucharilla, la sacamos. Dejamos solidificar sobre papel de horno.



Y ya estarán listas para comer


No quedan bolas totalmente redondas, porque al llevar mermelada y galletas las bolitas quedan irregulares, pero así se ve que son caseras. Y están deliciosas!




Espero que os gusten!