sábado, 1 de diciembre de 2012

PASTEL CREMOSO DE PLÁTANO Y DULCE DE LECHE

Aix...llevo dos semanas sin actualizar... y es que me fuí de vacaciones. Me fuí tan rápido que no me dió tiempo ni a despedirme. Y como todas las vacaciones, ha sido genial, se me ha hecho cortísimo, y ahora sufro de una leve depresión postvacacional. Bueno...más que leve, gravísima!!
Mientras espero ansiosa coger la semanita de navidad, no se me ha ocurrido una mejor manera de hacer leve la espera que con este espectacularmente cremoso pastel de plátano y dulce de leche.


Esta tarta es sencillamente deliciosa. Sobre la base lleva muuuucho dulce de leche y plátano, que combina perfectamente con la capa de crema y un toque de canela que lleva.  No hace falta que os diga que se deshace en la boca, y que produce un subidón de endorfinas instantáneo!!






INGREDIENTES Y PREPARACIÓN
(para un molde de 15 cm de diámetro)

La idea de la receta es de la página food network

PARA LA BASE

En esta ocasión he usado una masa deliciosa, aunque un poco delicada. Podéis ver la receta aquí.
O podéis hacerle una base de galletas machacadas con mantequilla o incluso comprar masa refrigerada.
Será por opciones...


PARA EL RELLENO

- 1 plátano
- zumo de 1/2 limón
- dulce de leche (yo he usado unos 50 gr, pero si queréis ponerle más, pues más)
- 113 gr de philadelphia
- 55 gr de mantequilla
- 30 gr de azúcar
- 1 cucharadita de canela molida
- 200 ml de nata para montar bien fría.


En primer lugar, pelamos el plátano, lo cortamos a rodajitas finas, y lo remojamos bien en el zumo de limón (esto es para que no se quede negro). Ponemos el plátano sobre papel absorvente de cocina, y lo cubrimos con otro trozo de papel, para que se quede sequito, sin líquido.

Cuando tengamos la base de la tarta  hecha, y fría, extendemos una generosa capa de dulce de leche por encima. Le ponemos las rodajitas de plátano por encima.

Batimos el queso philadelphia con la mantequilla (a temperatura hambiente), hasta que esté totalmente integrado. Añadimos el azúcar y la canela, y volvemos a batir.
Añadimos la nata, y seguimos batiendo hasta que tenga todo una textura consistente (no hay que pasarse batiendo la nata, si no soltaría el suero y no quedaría bien la tarta. Al enfriarse la tarta quedará más firme el relleno).
Vertemos esta crema sobre la base de la tarta, y refrigeramos, unos dos horas.

Después de este tiempo, es solo desmoldarla y ya la tenemos;  yo lo he decorado con avellanas, y más dulce de leche.




Espero que os guste!!




20 comentarios:

  1. te ha quedado preciosa y si me imagino el sabor se me cae la babilla jejejej.besines

    ResponderEliminar
  2. Dicen que las penas con pan son menos penas pero si en cez de pan haces esta super tarta es impisible que te quede una puzca de depresion!!jejeje. Un beso guapa, bienvenida! :)

    ResponderEliminar
  3. Es impresionante, cuando vi la foto en facebook ya me dejó enamorada, que maravilla!

    ResponderEliminar
  4. Ummmmmm buena buena tiene que estar deliciosa.
    UN besito.

    ResponderEliminar
  5. Peo bueno que maravilla...si se nos ha hecho la boca agua. Una pinta buenísima. Besos

    http://cocinandoconlaschachas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Rebeca hija mía...esto es un pecado pero capital ehhh?? aquí estoy tragando saliva, sin saber como puedo apañarme para meter la cucharilla, te ha quedado tentadora a rabiar.....que ricaaaaaaa!!!!! Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  7. Pintaza, Rebeca. Le daría ahora mismo un mordisquito a la foto.
    Un besazo.
    Juan Carlos

    ResponderEliminar
  8. Que cosa tan ricaaa ... la primera foto toda una provocacion con ese dulce de leche desbordándose por todos los lados UMMMM!!!
    Feliz domingo

    ResponderEliminar
  9. Mi querida Rebeca, con este delicioso pastel, la depre del fin de tus vacaciones sera mucho mas llevadero jeje, la verdad que da mucha pena cuando se acaban, pero tomando un trozo de esta delicia se alegra uno de momento jeje. Mil besicos preciosa

    ResponderEliminar
  10. Riquísimo!!!!!ahora me comería un
    trocito para la merienda...
    Besets

    ResponderEliminar
  11. Siempre son sorprendentes tus pasteles, de plátano y dulce de leche es una combinación realmente rica, lo veo sencillo de hacer y eso me gusta más todavía.
    Besos y feliz regreso Rebeca.

    ResponderEliminar
  12. mmmm, platano y dulce de leche....que gozada!
    ese corte es impresionante, se ve deliciosa! me ha encantado la propuesta..un beso

    ResponderEliminar
  13. que exquisitez chiquilla! yo es que llevando ya dulce de leche me tienes ganada...
    saluditos.

    ResponderEliminar
  14. Maaaadre mía!!!Que pinta, y vaya vuelta de vacaciones, por cierto tú tomate el tiempo que necesites para recuperarte de la depresión postvacacional, jajajajaj!!
    Tengo que decirte que por fin hemos hecho una de tus recetas, íncreibleeeeee, Brownie Oreo cheescream!!! Y esto va a ser un no parar, te aviso cuando publiquemos al entrada en el blog!!!

    ResponderEliminar
  15. Se ve delicioso, con una textura muy suave. Me encanta.

    Besos
    Bocados Divinos

    ResponderEliminar
  16. Bueno nena con esta tarta se te quita toda la depresión postvacacional, divina, además sin utilizar el horno....me ha encantado, la combinación es buenisima y el aspecto ni te cuento Rebeca, te doy una estrellla michelin princesa
    Besotes por mil

    ResponderEliminar
  17. bueno, bueno esto es la bomba, qué rico y qué chulo, bsts

    ResponderEliminar